jueves, 20 de agosto de 2009

It

Al poner en contacto nuestros cuerpos imperfectos, no hacemos más que contarnos lo que no podríamos contarnos de otro modo.
*No recuerdo si esto lo leí en Ampliación del campo de batalla, o en algún libro de Murakami*
O en uno de Bolaño, tal vez. Estoy más segura de eso.

4 comentarios:

  1. Sin certezas.
    Como cada inicio de ciclo.

    ResponderEliminar
  2. Estoy leyendo tu expresión literaria, y me he quedado admirado y atónito, es fino y con estilo, no es fozado ni inverosímil, me gusta, voy a estar pendiente de ti...
    Soy Andrés Lalé, escritor ecuatoriano, te mando el , link de mi blog para que tambien leas mis textos
    http://laexegesisdelale.blogspot.com/
    éxitos

    ResponderEliminar